Crema de mango con galleta crujiente

El mango es un fruto tropical,  es  carnoso y su pulpa es fibrosa de color amarillo intenso tirando a naranja. Entre sus propiedades podemos destacar su aporte en vitamina C, su efecto laxante, diurético y muy saciante.
Hoy día está presente en la alta cocina, a pesar de ser una fruta se utiliza principalmente para elaboración de platos salados. Su sabor es muy particular persistente en el paladar, exótico y dulce con fuerte aroma cuando esta maduro.
Nos ha gustado mucho su sabor y textura que combinado con la galleta crujiente hace de este postre todo un lujo.

Ingredientes:
Para la crema: 
  • 2 mangos maduros (aproximadamente 300 gr. de pulpa triturada)
  • unas cucharadas de zumo de naranja para disolver la gelatina. 
  • 3 cucharadas de leche condensada
  • 400ml de nata para montar
  • 40 gr. de gelatina en hojas
mangos,zumo naranja,leche condensada,nata,gelatina,azúcar,mantequilla,harina
Para la galleta crujiente: 
  • 200 gr. de azúcar
  • 75 gr. de zumo de naranja
  • Ralladura de una naranja
  • 50 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de harina

Preparación:

Primero preparamos la galleta crujiente para que se vaya enfriando mientras preparamos la crema. Calentamos el horno a 220º. Mezclamos el zumo de naranja con el azúcar, le añadimos la naranja rallada y la mantequilla en pomada. Cuando ya tengamos todos estos ingredientes bien mezclados le incorporamos la harina en forma de lluvia y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea. Cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal y vamos depositando pequeñas porciones de masa. Metemos la bandeja en el horno y dejamos que se doren. (Una vez que tengamos la masa en el horno esta se expandirá por eso debemos dejar margen entre unas y otras). Si queremos darle forma debemos prodecer a ello aún caliente, manipulando con cuidado de no quemarnos. Dejamos enfriar y preparamos la crema.

Pelamos los mangos, los cortamos en trocitos y los depositamos en la batidora, añadimos la leche condensada y trituramos. Ponemos la gelatina a hidratar en un poco de agua. Montamos la nata y reservamos.

En un cazo calentamos el jugo de naranja. Escurrimos la gelatina que teníamos hidratándose y la disolvemos en el jugo de naranja. Una vez disuelta la incorporamos al mango. Mezclamos bien.

La mezcla anterior la vamos incorporando poco a poco a la nata con movimientos envolvente para que se unan bien los ingredientes y quede una mezcla esponjosa.

Llenamos la fuente o fuentes donde vayamos a servir la crema y decoramos con la galleta crujiente y algún fruto rojo para darle color.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube

0 comentarios:

Publicar un comentario