Agua de avena para adelgazar

Agua de avena para adelgazar, todos conocemos ampliamente las propiedades de la avena. Pero sin duda, el agua de avena puede ser una de las mejores alternativas si somos intolerantes a la lactosa, somos veganos o tenemos eczema. Además, el agua de avena sirve para adelgazar , por eso les daremos algunas recetas útiles para preparar de avena y aprovechar todos sus beneficios.

Bebidas para adelgazar,

Agua de avena para adelgazar

El agua de avena tiene una textura cremosa, ligera y su sabor es neutro. Tiene gran cantidad de fibra que mejorará nuestra salud digestiva, de forma que nos será más fácil adelgazar. 

Su bajo contenido en grasas y azúcares nos proporcionará una menor ingesta adecuada de calorías diarias, factor fundamental a la hora de perder peso. 

En general, las dietas nos hacen pasar hambre, sin embargo, el agua de avena nos brinda una sensación de saciedad durante más horas, al tiempo que es un gran alimento: nos dará la cantidad de proteínas necesarias para tener energía durante todo el día. 

Además, si estamos también algo elevados de colesterol, el agua de avena nos ayudará a reducirlo. 

El agua de avena podemos acompañarla de otros alimentos con grandes propiedades, que no están prohibidos en las dietas: coco rallado, banana o fresas, canela, clavo, cardamomo o vainilla. 

Recetas de agua de avena 

El agua de avena se puede utilizar para beberla en el desayuno, aunque también para hacer comidas como galletas, batidos, salsas light o sopas. 

Ingredientes: 
  • 3 tazas de agua 
  • 1 taza de copos de avena 
  • 4 cucharaditas de miso de cebada -podemos omitirla si somos alérgicos-. 

Preparación
  • Hervimos el agua y la sacaremos del fuego. 
  • Añadiremos los copos de avena y los dejaremos en remojo entre 15 y 30 minutos. 
  • Se le agrega la cebada y se mezclan los ingredientes. 

Esta es otra receta , pero esta vez se debe cocinar la avena, por lo que necesitaremos: 

Ingredientes
  • 1 taza de avena natural 
  • 5 tazas de agua 
  • 2 cucharadas de miso 

Preparación
  • En una olla se pondrán las tazas de agua a hervir, se agregará la avena y se cocinará diez minutos. 
  • Sacaremos la olla del fuego y dejaremos que se enfríe a temperatura ambiente. 
  • Agregaremos el miso y revolveremos. 
  • Cubrimos la mezcla durante toda la noche. 
  • A la mañana, se licua todo y se sirve preferentemente frío. 
Esperamos que estas recetas les hayan sido de utilidad y que busquen diferentes formas de incorporar diariamente el agua de avena para bajar de peso. 

EL MISO

El Miso, que en japonés significa «fuente del sabor», es un condimento aromatizante y fermentado que le añade sabor a las comidas.

Es una pasta espesa de color marrón, blanca, rojo o amarilla con un sabor salado y en algunos casos amargo.

Su uso más común (el de estilo japonés) es en las recetas de sopas y el Suchi pero también añade un sabor único a los aderezos para ensaladas, verduras, salsas, adobos, o al queso de soja derretido. 

Es de origen chino y en el Siglo VII se extendió al Japón y en los años 70 comenzó en Occidente. 

¿Qué contiene el Miso? 

Lo hacen de soja fermentada, pero también hay versiones hechas de cebada, arroz, sal de mar y otros granos. Pueden variar ligeramente de color y sabor, aunque se pueden utilizar indistintamente en las recetas.
Compartir en Google Plus
    Comentar con bloger
    Comentar con Facebook