Aspic de fresas bicolor

Este es un postre hecho a base de fruta y gelatina,    queda    muy vistoso, es suave, muy    refrescante y estupendo    para     acabar cualquier comida en la temporada calurosa que se avecina.

gelatina,agua,leche,fresonesIngredientes:

1 paquete gelatina de fresa
1/2 l agua 
1 paquete gelatina de limón
250 ml  agua 
250 ml leche 
300 g  fresones 

Preparación:

Siguiendo las instrucciones del fabricante de la gelatina, en un cazo se hierven 25o ml de agua, se retira del fuego y se le incorpora el sobre de gelatina de fresa, se remueve bien con una espátula o unas varillas hasta que queda disuelta la gelatina. A continuación se añaden 250 ml de agua fría, y se mezcla todo bien. Este preparado se vierte sobre un molde adecuado y se reserva en el frigorífico (yo uso el molde de corona de Tupperware)

Cuando está medio cuajar, se colocan los fresones, previamente lavados, de modo que queden prácticamente cubiertos por la gelatina, y se vuelve a poner en el frigorífico para que cuaje bien

De nuevo se pone a hervir un cazo con 250 ml de agua, y se repite el proceso, se aparta del fuego y se añade ahora la gelatina de limón. Cuando está bien disuelta se incorpora la leche bien fría y se bate bien para que quede mezclada. Al poner nata o leche en la gelatina, ésta se vuelve opaca, manteniendo un color vivo e intenso.

Se deja enfriar un poco y se vierte sobre la gelatina de fresa que ya debe estar cuajada. A esta capa de limon, se le añade más fruta, en este caso fresas troceadas. Se deja en el frigorífico que cuaje bien la gelatina, mejor de un día para otro, y el resultado es así de vistoso: una capa de gelatina de fresa que queda transparente y deja ver los fresones, y otra, de gelatina opaca, que también está rellena de fruta
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube