¿Cómo y cuando debo tomar el agua de avena para adelgazar


Un tratamiento natural bueno para perder peso

El agua de avena es una de las tantas formas en que se puede consumir este cereal, que siempre suele resultar bien a la hora de colaborar en la pérdida de peso. ¿Tienes dudas al respecto? ¿Quieres saber, por ejemplo, cómo y cuándo tomarla? Perfecto, entonces aquí podrás resolverlas.

Seguramente más de una vez habrás escuchado hablar que el agua de avena  puede llegar a resultar muy interesante para perder peso. Y esto es algo completamente factible, ya que la avena es un cereal que tiene mucha fibra y otras virtudes para darte una mano a la hora deadelgazar. De todas formas, es muy probable que te hagas muchísimas preguntas en torno al tema. Sobre todo, con respecto a cómo y cuando tomarla. Por eso mismo, no tienes más que leer este artículo para así poder responder a todas las dudas que tengas sobre el tema.

¿Cómo preparo el agua de avena para perder peso?

Algunas personas simplemente colocan tres cucharadas de avena en un vaso de agua, lo dejan reposar unos 10 minutos y luego lo beben normalmente, tratando de masticar la avena, para que llegue más digerida y procesada. Otros, en cambio, la dejan en remojo en el agua durante toda la noche, repitiendo el proceso de consumo que se describió anteriormente.

¿Para qué tomo el agua de avena?

Básicamente, por dos razones. En primer lugar, la avena es saciante. Por esta razón, consumirla siempre puede llegar a ser una buena opción de cara a no sentir hambre, algo fundamental en cualquier dieta. En segundo lugar, es muy depurativa, por su contenido de fibra. Esto sirve para mantener el organismo limpio, además de absorber grasas y eliminarlas a través del sistema digestivo. Por ende, su ayuda siempre será bien recibida en cualquier dieta.

¿Cuándo debo tomar el agua de avena para adelgazar?

Todos los días y en ayunas. En esta clase de remedios caseros que tienen un buen contenido de fibras, el tema de hacerlo en ayunas es bastante importante. Es el momento del día en el cual el cuerpo se encuentra completamente receptivo a esta clase de nutrientes. Y, por ende, el organismo las asimila mejor y su efecto termina siendo positivo.

¿Cómo debo tomarla?

En el marco de una dieta para perder peso, por supuesto. Y mucho mejor si la acompañas con ejercicio físico a diario. La idea de esta clase de remedios caseros es simplemente un refuerzo de un tratamiento integral. Lo que sí, no debes perder la constancia y hacerlo a diario, sin temor, ya que este es un alimento que no tiene mayoritariamente contraindicaciones.


Variantes que puedes incorporar a la receta:

Media cucharadita de canela no sólo le puede quedar muy bien al sabor de la preparación, sino que también le aportará más propiedades para perder peso. Si quieres probar otras variantes con avena, bien puedes intentar con un batido ,  una leche  y hasta con una dieta de la avena .
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube