Pollo glaseado y fideos chinos con soja y jengibre


Este pollo con influencias orientales es muy rápido de preparar y está muy rico, además es un plato light y único. Cada vez me gusta más preparar un solo plato para mis comidas, estupendas ensaladas con proteínas, pastas o arroces que contengan todo lo que necesitas para estar bien alimentado, me parece cómodo y consigues unos platos de los mas apetitosos. 

Todos los ingredientes son muy fáciles de conseguir, en todos los hipermercados o en las tiendas chinas encontraras los fideos chinos o el mirin, y si no lo encuentras pues le pones un poquito de vinagre de vino blanco y listo. Poner manzanilla o jerez en los guisos chinos es una práctica habitual, son sabores que se compenetran estupendamente y le dan aromas y toques geniales a estos platos, en las recetas de los libros de cocina china te lo recomiendan.

Este pollo reúne todos los requisitos, es bueno, es barato y es fácil de preparar, es light . Ya tienes una comida solucionada.


INGREDIENTES: para 4 personas
    muslos,jengibre,cebolla,cilantro, soya
  • 8 Contra muslos de pollo deshuesados o 2 pechugas
  • 1 taco de unos 3 cm de jengibre
  • 1 cebolla
  • 1 c/s de cebollino
  • 1 c/s de cilantro
  • 1/2 c/c de azúcar
  • 3 c/s de soja
  • 1 c/s de mirin (vinagre chino)
  • 2 c/s de Manzanilla
  • 1 vaso de vino caldo de pollo
  • aceite, pimienta blanca
  • 4 nidos de Fideos chinos
  • Para desglasar el pollo: ½ vaso de caldo, 2 c/s de manzanilla
  • Para decorar: guindilla triturada y orégano en polvo, una ramita de cilantro.

ELABORACIÓN:

Si no los has comprado deshuesados, tendrás que hacerlo tú, es muy sencillo: raja el contra muslo por el hueso y luego con la puntilla (cuchillo de punta) ves separando la carne del hueso. Se tarda 1 minuto. Lo cortamos en tacos del tamaño de un bocado, salamos y pimentamos. Si vas a utilizar pechuga no tienes más que trocearla y añadirle sal y pimienta. Reservamos.

Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén honda o en el wok, cuando humee, señal de que está súper caliente añadimos el pollo y lo cocinamos rápidamente, que se dore por fuera y nos quede muy crudo por dentro. Retiramos de la sartén y conservamos tapado.

En el mismo utensilio que hemos utilizado para dorar el pollo introducimos la cebolla picada en brunoise (cuadraditos) lo más pequeña posible, pochamos hasta que este trasparente y le añadimos el jengibre rallado, el cebollino y el cilantro muy picaditos, removemos y los dejamos cocinar cinco minutos.

Pasado este tiempo le vamos agregando los líquidos, soja, mirin, manzanilla, el caldo y la cucharita de azúcar, dejamos reducir a la mitad y le incorporamos el pollo, estará cocinado enseguida, vigila tu guiso que si se te pasa de fuego el pollo será un estropajo con sabor a soja. Pasados cinco minutos corta un trozo y veras el punto de cocción que tiene, te servirá de guía para saber cuánto tiempo más lo tienes que dejas.

Cocemos los espaguetis chinos siguiendo las instrucciones del fabricante.

Sacamos los trozos de pollo y reservamos, añadimos a la sartén ½ vaso de caldo y un poco de manzanilla, desglasamos y en este liquido metemos los fideos chinos para que tomen un poco de sabor, es cuestión de un minuto. Ya estamos listos para emplatar.

Colocamos en un plato los trozos de pollo, salseamos. Con un tenedor pinchamos los fideos y los enrollamos, igual que cuando comemos espaguetis, los ponemos al lado del pollo y con cuidado para que no se desmonte los separamos del tenedor, repetimos varias veces la operación, los regamos con un poco de salsa.

Para terminar, espolvoreamos con orégano seco y guindilla.


Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube