Cheesecake japones

Este pastel de queso es muy ligero en comparación con el pastel de queso clásico. Si tuviera que describir su sabor  diría que está entre un pastel de queso y un esponjoso pastel abizcochado. Los bocados son tan etéreos que se deshacen en la boca. 

Ya que pronto es el día de San Valentín he pensado que esta sencilla receta de pastel de queso decorado con una salsa de fresas rojas brillantes es un postre muy apropiado para la ocasión.

Ingredientes :
azúcar,huevos,mantequilla,queso,leche,limón,harina,vainilla, fresas,maicena
  •  100g de azúcar 
  • 4 huevos separados 
  • 25g de mantequilla 
  • 250g de queso crema Mascarpone
  • 120g de leche 
  • 1 cucharada de jugo de limón 
  • 40 de harina de repostería 
  • 30 g de harina de maicena 
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla 
  • pizca de sal 
  • pizca de zumo de limón

  • Salsa de Fresas:
  • 450 g de fresas frescas 
  • 3 cucharada de azúcar 
  • 2 cucharadas de agua 
  • ½ ralladura de limón 
  • ½ cucharada de maicena disuelta en ½ cucharada de agua
Preparación :

(1)Precalentamos el horno a 165º


(2) Ponemos a fuego suave en un cazo, los quesos, la mantequilla, la leche y el azúcar.


(3) Removemos y calentamos hasta que obtengamos una crema homogénea. 
Dejamos enfriar. 


(4) Incorporamos las yemas de huevo, el extracto de vainilla, el jugo de limón, una pizca de sal y mezclamos bien.
(5-6) Incorporamos la harina,la maicena tamizada. 

(7) Batimos las claras de huevo con unas gotas de limón y una pizca de sal.

(8) Añadimos el azúcar y batimos hasta que se formen picos.
(9) Agregamos la mezcla de queso a las claras de huevo montadas, mezclandolo todo con cuidado para que no se bajen. Vertimos la mezcla en un molde para hornear ligeramente engrasadado y enharinado.

Horneamos a 165º el pastel de queso al baño maría(metiendo el molde dentro de una fuente de mayor tamaño con agua caliente) durante 1 hora y 10 minutos o hasta que esté firme y dorado. 
Salsa de Fresas:

En una cacerola ponemos las fresas, el agua, el azúcar y la ralladura de limón. Primero ponemos a fuego alto hasta que empiece a hervir, luego ponemos a fuego bajo y dejamos que se cocine hasta que las de fresas quede suave y la salsa se reduzca. Tamizamos.
Volvemos a poner en el cazo y añadimos el almidón de maíz diluido en agua a la salsa y removemos hasta que la salsa quede espesa.
Dejamos enfriar antes de poner sobre el pastel de queso.
Y decoramos este con unas cuantas fresas reservadas.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube