Receta de dieta para perder barriga

Receta de dieta para perder barriga, en esta dieta para perder barriga, vamos a centrarnos en la parte del desayuno. El desayuno, como dicen muchos dietistas, es la comida más importante del día y, omitiendo este dato, estamos perdiendo grandes oportunidades para perder barriga.


El desayuno debe ser toda base de una dieta para perder barriga, por ello vamos a ver como intercambiando algunas típicas comidas que solemos desayunar, podremos ir adelgazando poco a poco, de forma constante, con poco esfuerzo y siempre con mucha salud.

Desayunos para perder barriga:

1. Cambiando magdalenas por muffins.

Aunque muchas personas traten a los muffins y a las magdalenas como sinónimos, los muffins ingleses que podemos encontrar hoy en día en casi cualquier supermercado, están elaborados de una forma muy diferente. La cantidad de granos que contiene y sus nutrientes ayuda a ser más fáciles de digerir y tienen menos hidratos de carbono que las magdalenas, y por supuesto, mucho menos que los donuts (otra comida a evitar). La pega es que son un poco menos dulces -lógico por otra parte-, pero nuestro estómago nos lo agradecerá.

2. Té verde en lugar de café.

Si estamos buscando una dieta para perder barriga, una de las claves es el intercambio del café por el té verde. En un reciente estudio sobre la diabetes, se llegó a la conclusión que el café estimula la insulina, (nuestro organismo da la orden de acumular grasas) por lo que tomando té verde, activamos al cuerpo en el modo “quema grasas”.

Además, el té verde está lleno de antioxidantes muy saludables para depurarnos y desintoxicarnos.

3. Zumos de verduras en lugar de zumos de frutas.

Esta parte quizás es la que menos gracia nos haga. Aunque en un principio parezcan muy sanos los zumos de frutas (naranja, melocotón, etc), y aquí lo hemos recomendado varias veces, la escuela de medicina de Harvardnos advierte de que tomar diariamente zumo de naranja -por ejemplo- aumenta significativamente el riesgo de padecer diabetes. Además los zumos de fruta no contienen la suficiente fibra, además de que la fructosa se convierte rápidamente en triglicéridos que se almacenan luego como grasas.

Incluyamos un zumo de verduras en nuestra dieta para perder barriga.

En su lugar se pueden tomar zumos de verduras frescas que están cargados de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Cualquier verdura con hoja verde u otras sabrosas como el pepino o el calabacín puede ser muy sabrosas.

4. Cambiemos la leche desnatada por leche fresca.

En realidad sigue habiendo controversia sobre si debemos beber leche o no, esto es debido a que la leche es insulinogénica. A pesar de tantas investigaciones que puedes encontrar en la red, aún no se ha llegado a una conclusión clara sobre este tema.

Sin embargo una cosa es segura, si decidimos tomar leche es mejor la fresca o del día (sin pasteurizar) que la leche semi o completamente desnatada.

La leche fresca contiene una cantidad de grasas saturadas que nos vienen muy bien para adelgazar. Como nota curiosa, las personas alérgicas a la leche - intolerancia a la lactosa - no tienen ningún problema en tomar leche fresca sin pasteurizar. Por algo será…

5. Black Beans por cereales.

Quizás en España aún veamos raro a aquellos turistas que desayunan sus famosas black beans (frijoles) con tomate. Sin embargo cada día ves a más personas “copiando” ese clásico desayuno británico -me incluyo- además de su rico sabor (no se hace nada pesado desayunar eso salvo por su apariencia de desayuno pesado) nos ayuda y lo podemos incluir en nuestra dieta para perder barriga.

Sabemos que para combatir la grasa en la barriga, la clave es evitar los carbohidratos. Sin embargo estos son necesarios para vivir de forma saludable. De esta manera, estos frijoles compensan los carbohidratos que dejamos de ingerir al obviar un plato de cereales con leche, con la ventaja de que no tienen el pico de azúcar tan alto que contienen los cereales y nos aportarán mas antioxidantes y proteínas.

No se recomienda estar todo el día comiendo black beans, pero vienen de maravilla probarlos por la mañana.

Nota: Los británicos en su casa suelen tomar las famosas baked beans, si no tenemos tiempo de preparar nuestras beans negras, podemos sustituirlas por estos botes preparados muy económicos y que están listos para calentar y comer.

La alternativa si no tenemos tiempo para frijoles







6. Cambiamos “nada” por un batido de proteínas.

Se escuchan a muchas personas decir que se saltan por completo el desayuno porque, o no tienen hambre, o no tienen tiempo para preparárselo. Este es el error más grave que podemos cometer si queremos hacer una dieta para perder barriga.

Como hemos dicho anteriormente, necesitamos activar el metabolismo por las mañanas para poner nuestro cuerpo modo “quema-grasas”, si evitamos el desayuno, nuestro cuerpo aún funcionando, sigue en modo stand-by y acumulando grasas tal y como si estuvieramos durmiendo. Debemos reactivarlo tomando algo.

Una de las formas más sencillas, si no tenemos tiempo, es prepararnos un batido de proteína en polvo, se tarda apenas un minuto en prepararlo, es fácil de digerir y apenas contiene lactosa.


Hasta aquí hemos llegado con estos 6 sencillos consejos para preparar nuestra propia dieta para perder barriga, comenzando por el desayuno. Próximamente iremos viendo que hacer con las diferentes comidas del día.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube