martes, 18 de febrero de 2014

Dulce de higo casero

Una deliciosa mermelada de higos hecha en casa. Es fácil de preparar y te dará mucho juego, para rellenar tartas, para el desayuno o para tomar con yogurt.

Los higos y sus beneficios

Los higos son una fruta baja en grasa y proteínas y con buen aporte en carbohidratos. Posee casi un 80% de agua así como fibra y minerales .

Los higos son ricos en polifenoles un grupo de sustancias presentes en las plantas con una potente acción antioxidante. Esta acción ayuda a contrarrestar la oxidación celular, siendo beneficiosa para el corazón y el el sistema digestivo. Los higos aportan calcio, hierro así como vitaminas del grupo B (B1, B2, B3), vitamina A y vitamina C.

Los ingredientes:
    higos,azúcar,agua,limón,clavos olor,botes cristal
  • 1 kilogramo de higos
  • 500 gramos de azúcar (puedes usar Stevia un edulcorante a base de plantas apta para cocinar si quieres hacer la mermelada de higos light)
  • 300 ml de agua
  • Zumo de medio limón
  • Clavos de olor (1 o 2)
  • Botes de cristal para envasar la mermelada
Elaboración
Limpiamos los higos, los pelamos con cuidado (mejor usar guantes para evitar pincharse). Colocamos los higos en una olla y rellenamos de agua hasta cubrirlos. Hervir 15 minutos.
Añadimos el azúcar poco a poco removiendo, así como el zumo de limón exprimido y el clavo de olor. Remover bien y dejar cocer hasta que vaya espesando. Vamos quitando las pepitas de los higos. Cuando veas que tienen consistencia y un color como el caramelo es hora de sacarla del fuego. Serán alrededor de 20 minutos.
Por otro lado en una olla grande esterilizar el bote o botes de cristal y sus tapas. Esto se hace poniendo agua hirviendo que cubra los frascos y tapaderas. En realidad estamos haciendo una conserva y hay que tomar las medidas para esterilizar.

Pasados los 20 minutos se retira del fuego, se deja enfriar y se envasa en los botes de cristal que tenemos preparados.
Con cuidado verter la mermelada en los frascos y cerrarlos, teniendo precaución que las tapaderas y los bordes de los frascos estén limpios (pasarles un trapo mojado en agua con unas gotitas de lejía).
Si quieres que te duren más tiempo, poner los tarros cerrados llenos de mermelada al baño maría unos 10 minutos. Luego se retiran y se dejan enfriar en un lugar fresco y seco unas 12 horas.
Luego puedes guardar los frascos que no vayas a consumir en un lugar oscuro y fresco que te pueden durar varios meses. Si abres un tarro lo tendrás que conservar en la nevera y te dura al menos un mes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

últimas publicaciones

¡Recomienda este blog!