5 Ideas de menos de 150 calorías para comer una tostada

¿Eres de los que siempre tienen hambre a media mañana o por las tardes?¿Te cuesta resolver estos períodos de tiempo sin excederte con las comidas? Pues bien, en una simple tostada de pan, complementada con los elementos indicados, puede llegar a estar la clave. ¡No dejes de seguir estas opciones!

Una rebanada de unos 20 gramos de pan ya tostado tiene nada más que unas 60 calorías. Así que, partiendo de esa base, con tan sólo añadir 90 calorías más en algún otro alimento, tienes una genial colación de 150 calorías, que te brindará saciedad y te permitirá comer algo sano y rico. ¡No dejes de probar con alguna (o todas) de estas opciones!

5 ideas de menos de 150 calorías para comer en una tostada:

Remolacha y queso blanco 0%: ¿Te ha sobrado un trozo de remolacha cocida? Toma un trozo de unos 80 gramos (35 calorías). Colócala en el vaso de la batidora con una cucharada de queso blanco de unos 20 gramos (50 calorías o menos, de acuerdo al queso). Procesa con zumo de limón, sal, pimienta y alguna hierba. Unta en el pan tostado y tendrás una riquísima y saludable colación de 145 calorías.
remolacha,queso,hummus,Un poco de hummus  nunca falla: ¿Te gusta la pasta de garbanzos? Entonces puedes darte un gusto, pues el que se suele vender comercialmente, cuenta con unas 160 calorías por cada 100 gramos. Por ende, si usas unos 50 gramos sobre una tostada, estarás tomando 140 calorías de un picoteo proteico, sabroso y nutritivo. Y si lo preparas en casa con menos aceite, más limón y agua, aún menor será el contenido calórico.
Ten a mano rica mayonesa de zanahoria : 50 gramos de puré de zanahoria, combinados con media cucharada de aceite de oliva, ajo en polvo, zumo de limón, sal y pimienta suman tan sólo 150 calorías. Una receta rica y generosa para cuando tienes hambre en cualquier momento de la jornada.
Una loncha de pavo y queso blanco: Una rebanada de pechuga de pavo sin piel  y asada de unos 20 gramos tiene tan sólo 25 calorías. Si le sumas una cucharada de unos 20 gramos de queso blanco untable (preferentemente 0% de grasas), tienes 50 más -y menos también, de acuerdo al queso que uses-. Unas gotas de zumo de limón, alguna hoja de lechuga, sal, pimienta y tendrás una colación perfecta de sólo 135 calorías.
Tomate y aguacate: 50 gramos de tomate cortado en cubos son tan sólo 10 calorías. Si le sumas 40 gramos de aguacate  también cubeteado, tendrás 80 calorías. Sal, pimienta y un toque de limón dan cómo resultado unas 150 calorías en una rebanada de pan tostado. Nada mal, ¿no?


Como consejo, vale la pena remarcar que siempre es mejor emplear pan integral. Si bien puede que tenga la misma cantidad de calorías, o unas pocas menos, es mucho más nutritivo, ya que te ofrecerá fibras, vitaminas y otros elementos que el pan hecho con harina blanca refinada lamentablemente no te suministrará. Es un cambio que no cuesta nada y que puede beneficiarte más.

Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube