Estrategias para perder peso


¿No desayunas? ¿Comes tu comida más fuerte en la noche? De esta manera estás creando las condiciones para fracasar en la perdida de peso.

Para alcanzar tus metas necesitas desarrollar y practicar estrategias para mantener el control con relación a tus comidas.

1. TENER UN PLAN PARA TENER ÉXITO.
plan,Tener un plan es esencial si tu tienes intenciones verdaderamente serias acerca de crear un cambio físico positivo en tu vida.
Obviamente requiere de una buena cantidad de planeación, preparación y persistencia mantenerte comiendo saludablemente y frecuentemente. Necesitas preparar tu comida con anticipación. Inicialmente puede ser un poco tedioso, pero una vez que lo conviertas en un hábito sentirás grandes cambios.
Cuando las comidas son balanceadas y programadas apropiadamente, puedes evitar altibajos en tu energía y malas elecciones. El estilo de vida moderno en un mundo acelerado dificulta la preparación de los alimentos, pero si aprendes cómo, terminará siendo algo muy accesible para ti.

2. LA ALIMENTACIÓN ES ESENCIAL PARA EL METABOLISMO.
Todos estamos familiarizados con la palabra 'metabolismo' pero no mucha gente sabe lo que significa. Tú probablemente conozcas personas que coman de todo y no engordan. Bueno, si crees que hay personas que nacieron con un metabolismo elevado estás en un error. Tu no eres víctima de tu metabolismo, tu eres la creadora de tu metabolismo.
Metabolismo, por definición, de manera muy sencilla significa: la velocidad con la que tu cuerpo metaboliza la comida. En otras palabras qué tan rápido tu cuerpo quema calorías. Mientras más rápido es tu metabolismo, más rápido quemas calorías.
Si consumes más de lo que necesitas de cualquier nutriente, tu cuerpo lo almacenará en forma de grasa. Perder grasa tiene que ver con el balance de energía. Tus resultados están determinados por el déficit de calorías, cuando tú comes menos calorías de las que quemas. Para crear este déficit, necesitas entender la ley de la termodinámica 'balance de energía'.

3. CALORÍAS QUE ENTRAN, CALORÍAS QUE SALEN.
Si tú comes las mismas calorías que quemas, tu peso se mantiene.
Si tú comes más calorías de las que quemas, tu peso aumenta.
Si tú comes un poco menos calorías de las que quemas, tu peso disminuye.

Suena simple, pero la mayoría de las personas que requieren perder peso, cometen el error de no comer lo suficiente. Si quieres perder más grasa, tú necesitas comer.

Hay dos razones por las que tu metabolismo disminuye:
- Falta de músculo - por falta de comida.
- Falta de músculo - por ejercicio inadecuado.

4. TU MÚSCULO ES TU METABOLISMO.
Es tiempo de comer inteligentemente, no menos. Cuando tú restringes las calorías más abajo de la cantidad mínima requerida para alimentar tu sistema nervioso, tu cuerpo siente que te estás muriendo de hambre. Cuando esto sucede, no sólo hace que tu cuerpo use el músculo como combustible, sino que mientras hace eso, tu cuerpo está bajando tu metabolismo. Cuando tú pierdes músculo, estás haciendo más lento tu metabolismo.

Tienes que romper con el viejo paradigma 'si comes menos, bajas más'. Restringir las calorías que comes te garantizará un metabolismo más lento, mientras que comer, lo cual significa darle frecuentemente a tu cuerpo la comida necesaria para que sustente todos sus procesos, te garantiza un metabolismo más rápido. Un metabolismo más rápido hace que tu cuerpo se convierta en una máquina quemadora de calorías.

IMPORTANTE: ¡Nunca comas menos de 1200 calorías por día!
Menos de 1200 calorías no es suficiente para soportar tu metabolismo basal, el cual mantiene las funciones vitales del cuerpo y para sobrevivir termina por bajar el metabolismo.

SI TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO, COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube