Adelgazar con leche de arroz


arroz, agua, sal, aceite de girasol,jarabe, Bebidas para adelgazarLa mayoría de la gente piensa que bajar de peso es sinónimo de sacrificio y comer poco, sin embargo, existen formas naturales y saludables que te ayudan a eliminar esos kilos de más, ya que existen alimentos que queman calorías, como la leche de arroz.


¡La bebida vegetal más ligera!

De acuerdo con un estudio norteamericano, realizado por el doctor William Ellis, la leche de vaca es la que menos calcio tiene; sin embargo, existen leches vegetales como la de arroz, que funcionan como un buen sustituto.

La leche de arroz quema calorías porque es una bebida baja en grasas saturadas y lactosa, que ayuda a reducir el colesterol, mejorar el sistema digestivo y es una buena fuente de calcio.

Además, es rica en carbohidratos complejos, por lo que libera la energía de forma gradual y fomentando un buen estado de ánimo. Incluso, tiene propiedades depurativas.

Por su gran contenido en vitamina D favorece la quema de grasas, ya que un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition se detalla que esta vitamina ayuda a perder peso.

Recuerda que una dieta no es sinónimo de sacrificio, al contrario, es la oportunidad para comer sano, rico y llenar a tu cuerpo con los nutrientes necesarios. No olvide hidratar tu cuerpo para eliminar las toxinas. 

¿Cómo preparar leche de arroz en casa?

Siguiendo los pasos que te brindamos a continuación, podrás obtener unos 2 litros de leche de arroz para tu consumo directo, o para utilizarla en todo tipo de recetas. Ten en cuenta que si, una vez preparada, notas que te ha quedado muy espesa, puedes añadirle un poco más de agua sin problema hasta que alcance la consistencia deseada.

Ingredientes:
  • 1 taza de arroz moreno o integral
  • 8 tazas de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de jarabe de arce o de miel
  • Complejos vitamínicos (opcional)
Preparación:

  • Coloca el agua a hervir hasta que alcance el punto de ebullición, momento en el cual debes colocar el arroz.
  • Baja el fuego hasta su nivel más bajo, y deja que el arroz se cueza durante 3 horas, con la olla tapada.
  • Cuando haya transcurrido el tiempo estipulado, vierte la sal, remueve un poco, y aparta el arroz del fuego.
  • Una vez haya enfriado un poco, procede a licuar o procesar el preparado hasta obtener una especie de caldo o crema muy suave. De este paso dependerá en gran parte la consistencia de la leche de arroz, por lo que tomate el tiempo necesario para procesar el arroz completamente.
  • Añade el aceite de girasol y el jarabe o la miel, y continúa procesando por unos segundo más. Y agrega los complejos vitamínicos si los utilizas.
  • Cuela el producto obtenido un par de veces, y reserva la leche de arroz en frascos de vidrio muy bien tapados.


Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube