Recetas de Croquetas de bacalao, perfectas para semana santa

Recetas de Pescados y mariscos, Recetas para Semana Santa, vamos a sorprender a la familia con unas deliciosas croquetas de bacalao, un pescado muy rico en Omega-3, yodo, vitaminas del grupo B, calcio y antioxidantes. 


INGREDIENTES
Recetas de Pescados y mariscos, Recetas para Semana Santa,
  • 125 g de harina
  • 125 g de mantequilla
  • 750 ml litro de leche
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • 3 huevos
  • 250 gr de lomo de bacalao desalado
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de Oliva
  • 100 g de pan rallado

Preparación

Para que las croquetas sean de lo más suaves al paladar, le pondremos mucho mimo a la bechamel, que es la base de una buena croqueta como esta. Empezaremos poniendo el bacalao a remojo durante dos días al menos para eliminar toda la sal del pescado. Pasado este tiempo, lo secamos y lo desmigamos.

Ponemos en una sartén dos cucharadas de aceite, y una vez caliente, le añadimos la cebolla muy picada. La hacemos a fuego lento hasta que quede dorada y le añadimos el bacalao desmigado con un poco de sal y pimienta. Removemos y retiramos.

Ahora empezamos a preparar la bechamel:


Lo primero que tenemos que hacer, es tamizar la harina con la ayuda de un colador, para que no haya grumos. Ponemos a calentar la leche a fuego medio sin que llegue a hervir. En otra olla, derretimos la mantequilla y le añadimos poco a poco la harina tamizada hasta que vayan cogiendo un tono dorado. A continuación, añadimos la leche caliente y ligamos los tres ingredientes. Rectificamos de sal y nuez moscada y removemos con una varilla durante unos 5 minutos para que no queden grumos.

Continuamos con las croquetas mezclando el relleno con la bechamel. Preparamos una fuente engrasada con mantequilla y espolvoreamos sobre ella un poco de harina. Echamos la masa de las croquetas, y las dejamos enfriar 24 horas en la nevera.

Una vez que tengamos la masa totalmente fría, empezaremos a formar cada una de las croquetas. Para el empanado, pásalas por huevo batido primero y después por pan rallado. Déjalas una hora en la nevera y fríelas con aceite de oliva.

¡¡Simplemente deliciosas!
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube