Fruit Cake

La receta de hoy es Fruit Cake porque aunque se hace muy famosa en la época navideña, muchos prefieren comerla en una tarde soleada y con un poco de café.

Sobre la fruit cake les cuento que aunque es una receta muy sencilla de preparar, deben tener en cuenta que las frutas deben estar confitadas con al menos un día de anticipación. Ahora, una vez hagan la masa, añaden las frutas y los frutos secos, es muy importante que hidraten la masa con un poco de ron y que cubran muy bien el molde con grasa para evitar que la Fruit Cake se pegue o se queme. Ahora sí los dejo con la receta, disfrútenla.
Fruit Cake
Ingredientes
  • 350 gramos de harina.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de polvo para hornear.
  • 200 gramos de frutas confitadas.
  • 200 gramos de cerezas.
  • 200 gramos de uvas pasas.
  • 80 gramos de almendras.
  • 80 gramos de nueces.
  • 250 gramos de mantequilla.
  • 160 centímetros cúbicos de ron.
  • 800 centímetros cúbicos de almíbar de ron.
  • 260 gramos de azúcar morena.
  • 1 cucharada  de especias de repostería.
Preparación

Lo primero que debemos hacer es poner todos los frutos secos dentro de un recipiente amplio y luego poner el ron allí para hidratar los frutos.

En un segundo recipiente  ponemos la azúcar morena y la mantequilla, y con ayuda de una batidora nos aseguramos de que estos ingredientes formen una mezcla bien cremosa. Cuando tengamos esta crema, incorporamos los huevos de uno a uno sin dejar de usar la batidora.

A la mezcla anterior añadimos la harina, el polvo para hornear y las especias de repostería. Seguramente cuando incluyan la harina, la mezcla se va a hacer un poco más densa, entonces, la recomendación es que cambien la batidora por un tenedor y sigan mezclando y asegurándose de que todos los ingredientes queden bien incorporados.

Añadimos los frutos secos con el ron y nos aseguramos de que los frutos secos queden bien incorporados y de que la masa quede hidratada con el ron.

El siguiente paso es engrasar y luego enharinar el molde para evitar que la masa se pegue a él y se queme. Cuando ya tengamos listo el molde, ponemos la masa en él y la dejamos cocinar a unos 180°C por no más de 40 minutos.

Ya saben que la prueba de fuego para saber si su fruit cake está lista, es poner un cuchillo dentro de ella, si el cuchillo 
sale limpio significa que ya está, si sale húmedo y con restos de masa lo mejor es dejar cocinar la fruit cake por unos minutos más.


Ahora, desmoldamos la torta y encima de ella vertemos el almíbar, servimos bien fría. Recuerden que es ideal para comer en la tarde.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube