Muffins de plátano

Muffins de plátano

Receta de muffins de plátano, elaboración paso a paso con consejos para que queden bonitos además de jugosos y esponjosos. Repostería casera enriquecida con fruta, una delicia.
Tienes unos plátanos que están más maduros de lo que gustaría para comerlos al natural, así que hay que darles salida y es muy fácil, muestra de ello es esta receta de Muffins de plátano. 

Recetas de tortas y pasteles,  recetas de magdalenas , muffins, plátano

Los muffins ya sabes que son como unas magdalenas, algo menos dulces que este tipo de repostería y con un contenido en grasas inferior. Quedan jugosos precisamente por la incorporación de la fruta, y también quedan esponjosos. 

Ingredientes (20 uds. grandes)

330 gramos de plátanos maduros (3 plátanos)
200-220 gramos de azúcar
1 pizca de sal
120 gramos de aceite de girasol

2 huevos (L)
20 gramos de ron
250 gramos de harina
10 gramos de levadura de repostería.

Elaboración:

Precalienta el horno a 180º C con calor arriba y abajo. Pela los plátanos (el peso indicado es el de los plátanos sin piel), trocéalos y ponlos en un cuenco, añade el azúcar y la pizca de sal, incorpora el aceite, los huevos y el ron y tritura hasta obtener una crema.

Tamiza la harina con la levadura y ve incorporándola a la crema de plátano poco a poco y mezclando con la espátula maryse con movimientos envolventes. Cuando obtengas una crema densa, escudíllala en los moldes para muffins. Dependiendo del tamaño de los moldes te saldrán más o menos unidades, nosotros utilizamos unos moldes grandes de silicona, más anchos que altos.

Puedes hacerlos en cápsulas de papel de magdalenas pero deberás ponerlas en un molde rígido para que mantengan la forma durante el horneado, la masa es densa y sin el molde rígido se abrirían mucho en el horno. Llena unas 3/4 partes del molde.

Hornea los muffins de plátano durante 25 minutos, hasta que la superficie se dore ligeramente y al pinchar con un palillo, éste salga limpio. Si utilizas moldes más pequeños, con 20 minutos de horneado puede ser suficiente.

Cuando retires la bandeja del horno, deja que pierda un poco de calor y después retira los muffins del molde para que se enfríen. Listos para desayunar o merendar, solos o acompañados con unas onzas de chocolate. ¡Buen provecho!


-->
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube

0 comentarios:

Publicar un comentario