Pizza ligera

Recetas de pastas, pizza ligera
Pizza Ligera para una dieta. La base de la pizza queda muy fina, lo que la hace más ligera que cualquier otra pizza de base más gruesa.

Ingredientes:
  • 150 gramos de harina integral
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • 6 cucharadas de agua tibia
  • Una cucharadita de levadura
  • Tomate frito bajo en azúcar
  • Queso de lonchas light
  • Orégano
  • Unas rodajas finas de calabacín
  • Taquitos de jamón york, o pechuga de pavo.

Preparación:

- Mezclar el aceite, la levadura, la sal, en un bol, hasta lograr que se queden espeso. Con esta mezcla hacer una bola, ponerla en un plato que taparemos con film de plástico y a dejaremos 24 horas. El reposo es fundamental para que a masa quede bien.

- Sobre una tabla de madera o una superficie plana pon un poco de harina para que la masa no se pegue. Extender la masa con ayuda de las manos y un rodillo, tratando de dejarla fina pero que no se rompa.

- Al ser tan fina es mejor hornear un poco antes de poner los ingredientes, de esta forma lograremos esté más crujiente. De la otra manera el tomate y los demás ingredientes empaparán la masa y dejará de estar crujiente.

- Con un tenedor hacer pequeños cortes en la masa, de esta forma lograremos que al hornearse quede mejor. Con el horno precalentado a 200 grados introducir la masa cuatro minutos.

- Sacar la pizza, y ponerle por encima el tomate frito, las rodajas de calabacín, luego lonchas de queso light y el jamón york. A continuación espolvorear el orégano.

- Se hornea durante unos 6 minutos. Apagar el horno y dejar otro minuto más.

- Puedes sustituir el calabacín por champiñones, trocitos de brócoli y en lugar de jamón de pavo usar atún en lata al natural.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube