Tarta de queso con frambuesas

Recetas de postres y helados, tarta de queso con frambuesas
Esta tarta de queso con frambuesas es fácil de hacer, lo único que nos pide es paciencia para que la gelatina cuaje, así que si estas pensando en hacerla ya, ten en cuenta que convendrá prepararla un día antes de su degustación.


Ingredientes (molde de 24 cm.)

Para la base
  • 30 galletas tipo María
  • 125 gramos de mantequilla derretida
Para el relleno
  • 500 gramos de queso Quark tipo alemán (queso fresco)
  • 2 sobres de azúcar de vainilla o una cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 150 gramos de azúcar
  • 6 hojas de gelatina sin sabor (12 láminas = 20 gr., gelifica 1 litro), 200 ml de nata líquida para montar
Para la cobertura
  • 6 hojas de gelatina sin sabor
  • 250 ml. de zumo de manzana
  • 250 ml. de agua
  • 4 cucharadas de azúcar
  • unas gotas de color rojo para alimentos (opcional)
  • 350 gramos de frambuesas (pueden ser congeladas).
Elaboración:


Base

Con la ayuda de una picadora, tritura las galletas. Colócalas desmigajadas en un recipiente y mezcla bien con la mantequilla derretida. Coloca papel antiadherente para hornos en el fondo del molde para tartas y vierte la mezcla de galletas, con la ayuda de un vaso las aplastas de manera que cubras todo el fondo. En este caso no necesitaremos cubrir las paredes del molde. Reserva aparte.

Relleno

En un recipiente, remoja las láminas de gelatina en agua fría hasta que esponjen y ablanden. En otro recipiente y con la ayuda de una batidora eléctrica, monta la nata líquida. Para montar la nata es importante que ésta esté muy fría y el recipiente donde la vayas a batir también. Bate a velocidad máxima fijándote muy bien cuando comienza a espesar (la batidora produce un ruido distinto). Baja la velocidad y bate unos segundos más. Cuida de no pasarte, ya que se te puede cortar, haciéndose mantequilla.

En otro recipiente, mezcla el queso Quark con el azúcar y la vainilla. Bate bien hasta que el azúcar se haya disuelto completamente.

Calienta un poquito de agua. Exprime la gelatina, la añades al agua caliente y esperas a que se disuelva. Es importante que la gelatina no hierva. Agrega parte de la mezcla de queso Quark a la gelatina para temperar la mezcla. Esto es importante, ya que si se agrega la gelatina caliente a la mezcla, ésta se endurece de inmediato y la masa no quedará homogénea. Añade el resto de la mezcla del queso Quark y mezcla bien.

Con la ayuda de una espátula, agrega en varias tandas la nata montada y mezcla con movimientos envolventes. Debe quedar una masa homogénea y brillante. Vierte la mezcla en el molde, encima de la base de galletas y esparce bien.

Lleva la tarta a la nevera para reposar de 4 a 6 horas para que cuaje. Nosotros normalmente preparamos esta tarta de un día para el otro.

Cobertura

En un recipiente, remoja las láminas de gelatina en agua fría hasta que esponjen y ablanden. En una olla calienta el jugo de manzana, el agua, agrega el azúcar, una gotas de colorante rojo y cuando esté caliente, añades la gelatina. Recuerda que la gelatina no debe hervir.

Cuando el relleno ya haya cuajado bien, cubre toda la superficie con las frambuesas
. Agrega la gelatina líquida y deja reposar en la nevera por una hora o hasta que ésta se endurezca y puedas disfrutar de esta deliciosa Tarta de queso y frambuesas.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube