Pollo asado al horno

Recetas de pollo, asado, horno
Pollo asado al horno con una deliciosa salsa de vino blanco, caldo de pollo y limón. Ideal para tomar con patatas asadas o ensalada verde.

Ingredientes:  
  • 1 pollo entero
  • 1/2 de cebolla (opcional)
  • 3 dientes de ajo
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de caldo de pollo
  • 1 limón
  • 1 cucharada de hierbas provenzales
  • 1 cucharada de maicena (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal
¿Cómo preparar pollo asado al horno?

Lo primero para hacer este pollo asado al horno es poner el horno a precalentar a 180ºC. Luego prepararemos el pollo y el resto de ingredientes siguiendo las indicaciones.

Mientras el horno se calienta, en la bandeja en la que vayamos a hornear el pollo, ponemos un chorrito de aceite, lo esparcimos con un pincel y colocamos la cebolla picada en juliana.

Ahora, en un cuenquito, ponemos (según nuestro gusto) un poco de sal, pimienta, las hierbas provenzales, la mantequilla en pomada y mezclamos bien. Cogemos el pollo, untamos con la mezcla por todos los lados para que coja sabor y lo colocamos sobre la cebolla. Esto le dará al pollo asado al horno un sabor muy rico.

Por otro lado, pelamos los ajos, los abrimos a la mitad, quitamos el centro y los colocamos sobre el pollo que asaremos.

Cortamos el limón, exprimimos una parte encima de la carne de pollo y la otra mitad, la cortamos en dos y colocamos en la bandeja para que de todo su sabor en el horno al pollo asado.

Mezclamos el vino blanco y el caldo de pollo y vertemos la mitad en la bandeja del pollo. Lo introducimos en el horno caliente y dejamos que se cocine el pollo al horno durante aproximadamente 50 minutos (depende del tamaño del pollo, así es que conviene mirar de vez en cuando).

Iremos revisando cada cierto tiempo el pollo asado y regaremos con el resto de vino y caldo para que no se quede seco. Al final, gratinamos durante 5 ó 10 minutos si queremos que la piel del pollo asado al horno nos quede crujiente ¡y a servir!

Si queremos que la salsa del pollo asado quede más espesa, podemos ponerla en un cazo a fuego medio y ligarla con un poquito de maicena removiendo hasta que se disuelva por completo.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube