Helado cremoso de fresas

Recetas de postres y helados
Un helado de fresa casero con un tono cremoso excepcional, que se deshace en la boca dejándote lentamente. Para tus pequeños momentos de placer.

Ingredientes: 
  • 1/2 kg. de fresas o frambuesas
  • 200 ml. de nata líquida
  • 185 gr. de yogur griego
  • 100 gr. de miel
  • 25 ml. de granadina
  • Sirope de fresa (opcional)
Preparación :

Empezamos quitándoles el rabito a las fresas y lavándolas a conciencia. Hecho esto, iremos troceando las fresas en rodajas y echándolas en un bol, donde luego las mezclaremos con la miel y el yogur. Tapamos y reservamos en un lugar fresco durante una hora.

Unos minutos antes de sacar las fresas y el yogur del frigorífico, montamos la nata.

Sacamos el bol con las fresas el yogur, y añadimos la nata y la granadina. Removemos bien hasta que todos los ingredientes del helado estén bien integrados.

Si tenemos heladera, es el momento de echar la mezcla en el vaso previamente congelado y encender el motor para que el helado termine de coger cuerpo siguiendo las indicaciones de la máquina.

Si no tenemos heladera, echaremos la crema del helado de fresa en un tupperware con tapa que se pueda congelar, lo meteremos en el congelador, y durante las primeras dos horas, lo sacaremos cada veinte minutos para remover la mezcla.

A la hora de servirlo, viene bien contar con algunas fresas frescas troceadas y un poco de sirope de fresa para decorar el helado.

Sustituir el azúcar por miel nos ayudará a hacer que el helado quede más cremoso. Si no, lo recomendable es usar azúcar invertido.

Si se quiere, se le puede dar un puntito de alcohol que favorecerá la cremosidad del helado, sustituyendo la granadina por brandy, ron, etc.
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube