Berenjenas a la parmesana

Recetas de pastas

Ingredientes :para 2 personas

  • 2 Berenjenas moradas
  • Salsa de tomate casera
  • Queso Parmesano
  • Mozzarella
  • Albahaca
  • Sal
  • Aceite Oliva
  • Harina
Preparación :

Lavamos las berenjenas, le cortamos las puntas y las partimos a lo largo en láminas de 1 cm de grosor, si quieres montar este plato individual se pueden partir a rodajas, yo lo hice a lo largo por comodidad. Ponemos en un bol agua con un buen puñadito de sal y metemos a remojo las berenjenas durante mínimo media hora. 

También se pueden poner las berenjenas en una escurridera con sal y luego enjuagarlas, yo prefiero el método de sumergirlas porque así me aseguro que la sal se reparte por igual en toda la superficie de las láminas y que todas las láminas cojan la misma cantidad de sal. 

Como las berenjenas flotan pueden poner peso para que se hundan y puedan tomar la sal o simplemente acordarnos de ir hundiéndolas con la mano cada poco tiempo.

Mientras las berenjenas están en el agua hacemos una salsa de tomate casera.

Transcurrida media hora, escurrimos el agua de las berenjenas y las vamos rebozando en harina y friendo por tandas en abundante aceite de oliva caliente, hasta que estén muy doradas y estén crujientes, no deben estar blanditas, sino duras. Sacamos y ponemos sobre un papel absorbente de cocina para que suelten el exceso de aceite.

Y sólo nos queda montar el plato, en una fuente de horno ponemos una capa de salsa de tomate, espolvoreamos generosamente de queso parmesano, colocamos encima una capa de berenjenas fritas y otra vez salsa de tomate, parmesano y berenjenas, vamos formando todas las capas hasta agotar las berenjenas y terminamos con una generosa capa de salsa de tomate, parmesano y una capa gruesa de mozzarella. Aromatizamos con albahaca picada .

Horno precalentado 180 ºC, hornear hasta que la mozzarella funda y se dore.




¡Espectacular!
Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube