Receta de albòndigas de cerdo y ternera a la crema

Receta de albòndigas de cerdo y ternera a la crema.

Riquísimas albóndigas de  carne picada de cerdo y de ternera ,  con una cremosa salsa para chuparse los dedos y para mojar pan hasta dejar el plato bien limpio.

Recetas de carnes,

Ingredientes:
  • 500 gr de Carne Picada De cerdo y Ternera.
  • 2 Cebollas Moradas.
  • 50 gr de Pan Fresco (con miga).
  • 2 Dientes de Ajo.
  • 15 gr de Cebollino Fresco.
  • 10 gr de Perejil Fresco.
  • 2 Huevos.
  • 300 ml de Vino Blanco.
  • 300 ml de Caldo de Pollo.
  • 400 ml de Nata para Cocinar.
  • Aceite.
  • Sal.
Preparación:

Vamos a empezar preparando la mezcla. Picamos muy menudo, a mano o con la ayuda de la picadora, los ajos, el cebollino y el pan y batimos los huevos. Ponemos en un bol grande la carne picada, le añadimos los ingredientes que acabamos de reparar y mezclamos bien.

Ya tenemos la base de la receta, las albóndigas. Ahora con la mano o ayudándonos con una cuchara iremos formando pelotitas de carne. Personalmente no me gustan muy grandes y las suelo preparar más o menos del tamaño de una nuez, se hacen mucho mejor por dentro. Si nos pasamos haciéndolas muy grandes es fácil que por dentro nos queden mal cocinadas.

Freímos las albóndigas en aceite abundante. Nos interesa que el aceite no esté muy caliente para que no se nos frían muy rápido por fuera y nos queden crudas por dentro. Dejamos que se frían poco a poco las albóndigas y cuando estén doraditas las sacamos de la sartén y las dejamos sobre papel absorbente para que suelten el aceite sobrante. Mientras tanto vamos a preparar la salsa.

En la olla o tartera donde vayamos a terminar de preparar esta receta ponemos un chorrito de aceite (que nos tape el fondo de la olla), picamos la cebolla en juliana y la ponemos a cocinar a fuego medio.

Cuando la cebolla esté doradita le añadimos el vino blanco y el caldo, ponemos a fuego fuerte y cuando rompa a hervir bajamos a fuego suave y dejamos cocinar unos 10 minutos hasta que se reduzca la salsa a la mitad más o menos.

Añadimos la nata, una pizca de sal y revolvemos bien la salsa. Incorporamos las albóndigas y dejamos cocinar a fuego suave hasta que la salsa se espese (30 - 40 minutos) removiendo de vez en cuando con cuidado.

Una vez tengamos la salsa con el espesor deseado, espolvoreamos con un poco de perejil fresco y listas para comer.

Compartir en Google Plus
Comparte esta receta en tus redes sociales y no olvides sucribirte a nuestro canal de Youtube