Inicio Croissant

Croissant

    El croissant, también conocido como cruasán o croasan, es un bollito en forma de media luna y originario de la repostería francesa ideales para cualquier momento del día especialmente para la hora del desayuno o cena.

    Son muy fáciles de preparar, elaborados a base de harina, azúcar y mantequilla, y nosotros tenemos una gran variedad de recetas de croissants caseros para que sorprendas a tus niños a quienes sin duda alguna les encantará.

    Croissant - recetas faciles

    Receta del croissant

    Aprende a preparar croissant tradicional y delicioso siguiendo paso a paso las indicaciones de esta receta casera.

    Ingredientes:

    • ½ kg. de harina
    • 85 gr. de azúcar
    • 250 ml. de agua fría
    • 250 gr. de mantequilla
    • 20 gr. de levadura seca
    • 1 huevo
    • Sal

    ¿Cómo preparar croissant?

    • Empieza poniendo en un bol la levadura con el ½ kg. de harina. Mezcla bien con unas varillas hasta integrar por completo.
    • A continuación añade el agua fría poco a poco hasta que se integre bien mientras remueves.
    • Debe quedar una mezcla blanda pero sin llegar a pasarse, así que si no lo necesita no eches todo el agua.
    • Cuando la masa ya sea manejable sácala del bol, espolvorea un poco de harina en la superficie de trabajo y amasa durante unos 5 minutos.
    • Vuelve a incorporarla al bol, tápala con un trapo de cocina limpio y deja reposar unos 30 minutos.
    • Al pasar los 30 minutos, descúbrela y vuelve a amasar bien hasta que la masa quede elástica y no se rompa.
    • Cubre nuevamente con el trapo y deja reposar otros 30 minutos.
    • Mientras tanto tienes que darle a la mantequilla forma de hoja fina.
    • Para ello pon el cubo de mantequilla entre 2 papeles de horno y aplástala con el rodillo de cocina todo lo que puedas, hasta que quede una lámina fina.
    • Destapa la masa, dale un último amasado y cúbrela con papel film.
    • Mete en la nevera la masa y la mantequilla durante unos 20 minutos para que cojan la misma temperatura.
    • Cuando pasen los 20 minutos enharina la mesa de trabajo y empieza a amasar la masa con la ayuda de un rodillo hasta que quede completamente plana.
    • Saca la lámina de mantequilla y colócala justo encima de la masa (la masa debe ser el doble de la superficie de la mantequilla) y haz un paquete con las dos.
    • Es decir cubre la mantequilla con la masa hasta taparla.
    • Con el rodillo amasa la masa desde el medio hacia afuera para que se unan bien y dale forma de rectángulo.
    • Plega la masa desde los dos extremos hasta conseguir un cuadrado.
    • Mete en la nevera 10 minutos y después vuélvela a sacar y amasa otra vez de la misma manera (en total tienes que amasarla y meterla en la nevera 3 veces)
    • Ahora con la masa lista y estirada en forma de rectángulo sobre la mesa de trabajo, empieza cortando triángulos.
    • Para dar la forma a los croissants, haz un pequeño corte en la base del triángulo y enróllalo con las manos y hacia adelante hasta conseguir la forma típica de croissant.
    • Una vez los tengas todos, déjalos reposar unos 20 minutos.
    • Pon a calentar el horno a 170ºC y bate el huevo para pintar los cruasanes.
    • Hornéalos 25 minutos a 170ºC. Después déjalos enfriar y ya estarán listos para comer.
    Receta de croissant sin gluten

    Croissant sin gluten

    Síguenos