Salsa de queso sin nata

Recetas relacionadas

Aprende a preparar esta salsa de queso sin nata que además de deliciosa es muy fácil de preparar y nosotros te enseñamos paso a paso para que disfrutes de esta salsa en casa.

Esta salsa te quedará de rechupete utilizando leche desnatada y combinará con tus platos de carne a la perfección, así que no perdamos más tiempo y sorprende a tus comensales con este riquísima salsa de queso.

En nuestro recetario tenemos otras recetas para cocinar prescindiendo de este ingrediente, por ejemplo la crema de champiñones sin nata o un quiche de calabacín sin nata o la tarta tres chocolates sin nata.

Salsa de queso sin nata

Ingredientes

  • 100 gr. de queso a tu gusto
  • 300 ml. de leche desnatada
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada pequeña de harina de maíz
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

¿Cómo preparar salsa de queso sin nata?

  • Lo primero que tienes que hacer a la hora de elaborar la salsa de queso sin nata, es pelar la cebolla, para a continuación picarla lo más pequeñita que puedas.
  • Después vierte un poco de aceite de oliva en una sartén, y caliéntalo a fuego medio. Una vez que esté bien caliente, incorpora la cebolla con una pizca de sal, y deja que se vaya pochando durante unos 5 minutos.
  • Debe ponerse transparente, pero sin llegar a dorarse. Mientras tanto aprovecha para cortar el queso en trocitos muy pequeñitos, y una vez que la cebolla esté lista, añádelo a la sartén y remueve.
  • Espera a que se funda. Vierte parte de la leche desnatada en un vaso, y añádele la harina de maíz. Remueve bien con una cuchara, hasta que se disuelva del todo.
  • Una vez que el queso se haya derretido, añade la leche con la harina disuelta, remueve un poquito y vierte el resto de la leche, sin parar de remover en ningún momento. Añade sal y pimienta negra molida a tu gusto.
  • Deja que se hagan estos ingredientes entre 5 y 10 minutos, a fuego lento y sin parar de remover. De esta forma irán espesando poco a poco.
  • Si en algún momento ves que la mezcla se ha puesto demasiado espesa, añade algo más de leche.
  • Si por el contrario te parece que no termina de espesar, diluye un poco más de harina en leche e incorpórala.
  • Cuando ya esté a tu gusto, apaga el fuego, aparta y ya puedes servir esta exquisita salsa de queso sin nata.
  • Esperamos que te haya gustado esta receta, ¡muy buen provecho!

Recomendaciones:

  • Esta salsa la puedes preparar con cualquier tipo de queso, pero si quieres aderezar un plato de carne como un solomillo, unas alitas crujientes o un cerdo asado te recomendamos que te decantes por un queso azul.
Facebook Comments Box
5/5 (1 Review)
- Advertisement -
- Advertisement -

últimas recetas

- Advertisement -

Más recetas como esta

- Advertisement -

Salsa de queso sin nata

 
Síguenos