Galletas saladas sin mantequilla

Recetas relacionadas

Estas deliciosas galletas saladas sin mantequilla son muy fáciles de preparar y quedan tan crujientes que todos te pedirán otra ración, también son ideales para los intolerantes a la lactosa.

Esta receta la puedes preparar con ayuda de los niños, a ellos les encantará hacerlas, Estas galletas solas son deliciosas, pero puedes utilizarlas como sustituto del pan para hacer estos canapés de foie con manzana o estos canapés de paté y queso.

Consiguiendo unos aperitivos de lujo, solo tienes que seguir los pasos que te dejamos a continuación y podrás disfrutar tus propias galletas saladas sin mantequilla que son ideales para cualquier momento del día.

Galletas saladas sin mantequilla

Ingredientes

  • 3 1/2 tazas de harina
  • 1/2 taza de aceite de oliva suave
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 huevo (opcional)
  • Semillas de sésamo (opcional)
  • Una pizca de azúcar

¿Cómo hacer galletas saladas sin mantequilla?

  • Para preparar estas galletas, vas a tamizar primero la harina, el polvo de hornear, la sal y agregarlos a un bol grande.
  • Añade el azúcar y vierte el aceite poco a poco. Mezcla todos los ingredientes con un tenedor hasta que la masa comience a compactarse.
  • A continuación, amasa con las manos hasta que obtengas una masa moldeable, arma una bola grande, colócala en el bol, tápalo con filme transparente y refrigera durante una hora.
  • Transcurrido el tiempo, precaliente el horno a 180°C mientras le das forma a las galletas.
  • Espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana, extiende la masa ayudándote con un rodillo hasta que obtengas un grosor de medio centímetro aproximadamente.
  • Corta la masa con un molde o en su defecto un vaso de poco diámetro, extiende papel vegetal sobre una bandeja, coloca las galletas sobre ella y pínchalas con un palito para que no crezcan mientras se hornean.
  • Si vas a decorar las galletas con las semillas de sésamo, bate en un cuenco el huevo con una cucharada de agua, píntalas con una brocha de cocina, espolvorea con las semillas y lleva al horno.
  • Transcurridos 15 minutos, revísalas y si están doradas, sácalas del horno, despégalas y déjalas que se enfríen sobre una rejilla.
  • Y ahora que tus galletas saladas sin mantequilla ya están listas, podrás comerlas con algún queso, paté, mermelada o incluso solas. ¡Buen provecho!
5/5 (5 Reviews)
- Advertisement -
- Advertisement -

últimas recetas

- Advertisement -

Más recetas como esta

- Advertisement -

Galletas saladas sin mantequilla

 
Síguenos