Cabrito al horno con agua y sal

Recetas relacionadas

Cabrito al horno con agua y sal

Si buscas una receta clásica y deliciosa, el cabrito al horno con agua y sal es la elección perfecta. Esta preparación de cabrito es ideal para ocasiones especiales como la cena de Navidad o cualquier festividad que requiera un plato de lujo. El proceso es sencillo, pero requiere tiempo y paciencia, y el resultado es un cabrito tierno y lleno de sabor. Acompañado de las opciones de guarnición adecuadas, este plato se convertirá en el centro de atención de tu mesa.

Opciones de Acompañamiento:
Este suculento cabrito al horno combina maravillosamente con guarniciones que resalten su sabor. Te recomendamos servirlo con unas Patatas al horno con piel o una Ensalada de patata con mayonesa, ambas opciones agregarán textura y sabor a tu comida.

Equipamiento necesario:

  • Horno
  • Bandeja para horno
  • Cuchillo afilado
  • Tabla de cortar
  • Bandeja para servir
  • Papel de aluminio
  • Fuente para la salsa

Ingredientes:

  • 1 mitad de un cabrito
  • 1 litro de agua
  • 1 limón
  • Sal

Instrucciones detalladas:

  1. Es importante que tengamos el cabrito a temperatura ambiente para que se cocine mejor. Por lo tanto, saca la carne una hora antes para que coja temperatura ambiente.
  2. Sala el cabrito y ponlo en la bandeja del horno. En el fondo de la bandeja tienes que añadir el litro de agua y el limón a rodajas.
  3. Precalienta el horno a 150 grados con calor tanto arriba como abajo y mete la bandeja. Cada veinte minutos debes echarle líquido de la bandeja.
  4. Presta atención a que no se evapore todo el agua. En ese caso, debes ir añadiendo. Mantén el cabrito durante una hora y media a 150 grados y dale la vuelta.
  5. A continuación, mantenlo una hora y media más por el otro lado. Al igual que antes, cada veinte minutos deberás echarle el líquido de la bandeja.
  6. Una vez ha transcurrido la otra hora y media, extrae de la bandeja las rodajas de limón y sube la potencia del horno a 200 grados. La piel de la carne tiene que estar hacia arriba.
  7. Hornea durante treinta minutos más a 200 grados hasta que la carne esté dorada.
  8. Transcurrido este tiempo, saca la carne de la bandeja y déjala en una fuente dentro del horno para mantenerla caliente.
  9. Si la salsa está muy clara debes reducirla un poco, y si por el contrario está bastante espesa, puedes aclararla con un poquito de agua y reducirla después. Rectifica de sal si es necesario.

Sugerencias de Maridaje:

El cabrito al horno combina perfectamente con vinos tintos jóvenes y afrutados. Un vino tinto de la región puede ser la elección ideal para resaltar los sabores de esta receta.

Consejos de Almacenamiento:

Si tienes sobras, guarda el cabrito en un recipiente hermético en el refrigerador. Puedes calentarlo en el horno o en el microondas cuando estés listo para disfrutarlo nuevamente.

Conclusión:

El cabrito al horno con agua y sal es un plato excepcional que impresionará a tus invitados en cualquier ocasión especial. Acompañado de tus guarniciones favoritas, se convertirá en el plato principal perfecto para tu cena. Prepáralo siguiendo nuestros pasos detallados y disfruta de un festín delicioso y auténtico.

  • Nombre de la imagen: cabrito-al-horno.jpg
  • Texto alternativo: Cabrito al Horno
  • Leyenda: Cabrito asado con guarnición
  • Descripción: Imagen de un delicioso cabrito asado en el horno con guarnición.

🍖 Disfruta de la auténtica receta de Cabrito al Horno con Agua y Sal. Perfecto para tu cena de Navidad. ¡Sorprende a todos! #Receta #Navidad #CabritoDelicioso 🎄

5/5 (2 Reviews)
- Advertisement -
- Advertisement -

últimas recetas

- Advertisement -

Más recetas como esta

- Advertisement -

Cabrito al horno con agua y sal

 
Síguenos