Cordero al horno con vino blanco

Recetas relacionadas

Aprende a preparar es sabroso y jugoso cordero al horno con vino blanco siguiendo las indicaciones de nuestra receta casera y sorprende a tus comensales con esta delicia.

Cordero al horno con vino blanco

Ingredientes

  • 2 piernas de cordero.
  • 2 vasos de vino blanco.
  • 4 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas de vinagre.
  • 1 pastilla de caldo de carne.
  • 2 limones.
  • 2 cebollas.
  • Cuatros patatas.
  • Dos tomates.
  • ½ vaso de agua.
  • Aceite de oliva.

¿Cómo preparar cordero al horno con vino blanco?

  • Encendemos en primer lugar el horno a 250º C para que esté caliente en unos minutos para cuando metamos las patas de cordero.
  • Con un cuchillo realizamos varias incisiones en las patas de cordero, de este modo lograremos que se haga mejor por dentro. Lo salpimentamos a nuestro gusto personal y colocamos en una bandeja que podamos utilizar dentro del horno.
  • Bañamos ambas patas con un buen chorrito de aceite y al horno, programado para una hora y media.
  • En el mortero vamos a machacar la pastilla de carne hasta convertirla en polvo, agregamos un par de cucharadas de vinagre y el vaso de agua. Remover bien hasta que estén bien mezclados y lo vertemos sobre el cordero en el horno.
  • Ahora vamos a preparar el caldo con el que bañaremos las patas de cordero: limpiamos bien el mortero para utilizarlo. Pelamos los dientes de ajo y los echamos dentro, los vamos a machacar bien hasta que saquen todo el jugo.
  • Entonces agregamos el vino blanco y escurrimos ambos limones hasta que suelten todo el jugo (o puedes exprimirlos para obtenerlo de forma más eficiente). Lo removemos y mezclamos todo muy bien.
  • Con este caldo vamos a bañar un poco las piernas de cordero, y cada media hora lo iremos bañando nuevamente al mismo tiempo que le damos la vuelta a las patas para que se hagan bien por ambos lados.
  • Nos vamos a ocupar a continuación de la guarnición y las verduras: pelamos las cebollas que luego cortaremos en rodajas no muy gruesas, para luego cortarla en otros trocitos más pequeños (puedes pasarla por la trituradora si lo prefieres).
  • Cortamos los tomates en cuatro trozos y dichos trozos en otros más pequeños. Seguimos con las patatas, que pelamos y lavamos bien en agua fría por unos segundos. Las cortamos en rodajas, no muy gruesas, de juliana.
  • Tenéis dos opciones: si las patatas y la cebolla les gustan más fritas, ponerlas a freírse en una sartén junto con el tomate, y cuando quede alrededor de 20 minutos para que el plato esté listo, lo añades.
  • En el caso de que las prefieras asadas, abrir el horno y sacar un poco la bandeja, repartir por toda la bandeja todo lo troceado.
  • Echamos un chorro de aceite por los nuevos ingredientes añadidos y los salpimentamos a nuestro gusto.
  • Solo queda dejar que se haga nuestro plato, acordándonos de bañarlo en el caldo cada media hora y darle la vuelta a las patas para que se hagan bien.
Facebook Comments Box
5/5 (1 Review)
Artículo anterior
Artículo siguiente
- Advertisement -
- Advertisement -

últimas recetas

- Advertisement -

Más recetas como esta

- Advertisement -

Cordero al horno con vino blanco

 
Síguenos